El Cabrero

Cuánto me alegro de haber advertido en el “saluda” del blog que yo hablaría aquí de lo que me viniera en gana. Conforme avanza el tiempo, me doy cuenta de que las cosas de las que me apetece hablar aquí son aquellas que me emocionan, y éstas son unas veces temas de naturaleza, y otras muchas, asuntos muy variopintos. He decidido no cortarme un pelo y, a pesar de que esto no tenga nada que ver con el título del blog ni sus intenciones iniciales, contar aquí la experiencia que tuve anoche en el Teatro Alhambra, el enorme privilegio del que disfruté:

Anoche acudí a mi primer recital de cante jondo a cargo de José Domínguez Muñoz, “EL CABRERO”, acompañado a la guitarra por Rafael Rodríguez. Enmarcado dentro del ciclo “Flamenco viene del Sur” del Instituto Andaluz del Flamenco, y como parte de su gira 40 aniversario, el evento tuvo lugar ayer noche en el Teatro Alhambra, y conquistó a un público que abarrotaba la sala, que jaleaba y aplaudía constantemente al cantaor y a su guitarra.

Un tío con chispa, chiste, y una estética muy cuidada (no vayan a decir que viste de Dior, o algo así, como le ocurrió a la Verdú), que por otra parte es una de sus señas de identidad: el sombrero y el pañuelo atado al cuello. Y sin más acompañamiento que una guitarra y su voz, hasta el martinete, tan duro, era suave (el ritmo lo marcaba el guitarrista golpeando suavemente el tambor de la guitarra, emulando la cadencia del martillo sobre el yunque), y en su voz temperamental, una reivindicación de lo simple, lo natural, lo humano, lo verdadero: la poesía.

Ha hecho un repaso por varios palos del flamenco, comenzó con una seguiriya; tuvimos ocasión de escucharle por malagueñas, fandangos, bulerías…, y en todas ellas, un sentimiento profundo, una emoción intensa me erizaba la piel y me hacía recordar una y otra vez las palabras del gran Federico García Lorca en su conferencia sobre el Cante Jondo:

“…Vean ustedes, señores, la trascendencia que tiene el cante jondo y qué acierto tan grande el que tuvo nuestro pueblo al llamarlo así. Es hondo, verdaderamente hondo, más que todos los pozos y todos los mares que rodean el mundo, mucho más hondo que el corazón actual que lo crea y la voz que lo canta, porque es casi infinito. Viene de razas lejanas, atravesando el cementerio de los años y las frondas de los vientos marchitos. Viene del primer llanto y el primer beso.”

En sus letras, caña al capital, al clero y al gobierno, homenajes a Lorca y a Miguel Hernández (el poeta pastor, como él), y guiños a poetas sudamericanos como Jorge Luis Borges y cantautores como Víctor Jara o Chavela Vargas, de la que cantó su tema “Luz de Luna”, y que os dejo aquí para vuestro deleite:

En los pechos de los montes me amamanto

en la cornisa de los riscos me sostengo

por eso esta noche les voy a decir de dónde vengo

Y para que podáis comparar, si es que es posible, la versión de Chavela:

No me lo podía callar.

Y si os ha gustado, un poquito más: un documental realizado por Canal plus Francia sobre el cabrero, en 1988, en versión original subtitulada en francés, para que aprendamos cómo respetan en Europa las lenguas originales. Un documental que nunca se emitió en España, y donde además sale un jovencísimo Manuel Sánchez Gordillo (alcalde de Marinaleda)…:

Gracias Por Leer.

Migue.

Anuncios

Almendros en flor (1/2), Alpujarra

Así es como recibe la Alpujarra estos días al visitante, plagada de almendros en flor, que parecen asomarse a la carretera a saludarnos, y como veis en la foto, no falta uno junto al cartel de bienvenida. La foto con el móvil salió un poco borrosa, pido perdón por ello, que me queda mucho que aprender!
Como la ruta se había suspendido, y mira que son escandalosos los periodistas del tiempo: ni nieve, ni hielo, ni lluvia ni-ná de-ná, algunas nubecillas tímidas, no más. El caso es que como no hicimos la ruta, pues cambiamos los planes y hoy nos hemos dado una vuelta por Mecina para ver los almendros, y hemos sacado algunas fotillos, pero como no todas han salido bien, hoy no haré presentación en el youtube, os dejo aquí las mejores:

Pero no todo van a ser ver fotos; os diré que tenía pensada una entrada un poco más poética, y he buscado algunas cosillas referidas a los almendros en flor. No me ha costado nada encontrar mogollón de información, blogs con entradas sobre este tema… la verdad es que no he sido nada original!! jeje. Pero bueno, que los otros blogs no son el mío, y aquí no puede faltar mi pequeño homenaje. El primer apunte, de la poesía de Antonio Machado “Tus ojos me recuerdan”:


Para tu linda hermana
arrancaré los ramos
de florecillas nuevas
a los almendros blancos,
en un tranquilo y triste
alborear de marzo.


Otra referencia poética de los almendros que no me resisto a poner aquí es la que está incluida en la elegía a Ramón Sijé, de Miguel Hernández. Qué puedo decir yo aquí de este poema, todos conocemos la versión cantada de Serrat, por ejemplo. Sólo os recuerdo las dos últimas estrofas, en la que se alude a los almendros:


Tu corazón, ya terciopelo ajado,
llama a un campo de almendras espumosas
mi avariciosa voz de enamorado.

A las aladas almas de las rosas
del almendro de nata le requiero,
que tenemos que hablar de muchas cosas,
compañero del alma, compañero.

Pero si queréis más, el poema no tiene desperdicio, lo podéis encontrar en cualquier parte, incluso aquí, en la columna derecha del blog; pero lo mejor de lo mejor, es escucharlo; Enrique Morente lo cantó con una pasión que pone los pelos de punta:

Y con esto, quemo el cartucho poético que tenía para la entrada de los almendros, a ver qué se me ocurre para la semana que viene, en la Contraviesa…

Antes de terminar, una foto del barranco del Poqueira esta mañana; definitivamente la ruta de los pueblos del Poqueira hay que hacerla, ya veremos cuándo. Es que está de dulce…

Y otra de Ferreirola (mola) desde el campo de almendros, donde destaca la torre de su iglesia. Lo que se ve abajo a la derecha es Mecinilla, otro de los 7 pueblos de La Taha:

Esto es todo amigos. Gracias por leer.
Migue.