Yegen y Brenan 1-jun-2013

La fuente de la Camellona, en Yegen, fue el lugar de la cita ayer tarde para tomar un té y hacer un paseo por el pueblo, previo a la presentación del libro editado por Carlos Pranger “Diarios sobre DORA CARRINGTON y otros escritos. Gerald Brenan.”

IMG_2730

La fuente de la Camellona es un manantial que hace las veces de fuente, lavadero y suministro de agua para riego y abastecimiento. Se sitúa en la parte baja de Yegen justo al inicio del “Sendero Gerald Brenan”, un pequeño paseo por los alrededores del pueblo que cuentan que “Don Geraldo” hacía con regularidad, y que ya tuvimos ocasión de hacer hace unos años con la gente de Guadalinfo en la que fue mi primera visita a este pueblo.

Pero el de ayer fue un paseo por el pueblo después del té que nos ofrecieron en la fuente de la Camellona. Pudimos comprobar la importancia de las acequias en el entramado del pueblo, con multitud de huertos aquí y allá, y la presencia incluso de un acueducto romano ya en desuso:

IMG_2761

Lo único que yo he leído hasta ahora de Brenan ha sido el famoso “Al sur de Granada”, un libro que se encuentra en todas las librerías y tiendas de souvenirs de la Alpujarra, y del que siempre había oído hablar. Pero no fue hasta hace unos años, en unas Jornadas sobre Brenan que se celebraron en Pitres, cuando me entraron las ganas de conocer más sobre la obra de este hombre y por fin lo pude leer. Más tarde adquirí el “laberinto español” que aún no terminé de leer, una vez satisfecha mi curiosidad por leer algunos fragmentos que me interesaban sobre la guerra civil.

Ayer tuve la oportunidad de conocer personalmente al depositario del legado de Brenan, Carlos Pranger, hijo de la albacea literaria de Gerald Brenan, Lynda Nicholson, quien nos dedicó unos libros que adquirimos, y nos dio una charla emotiva y muy clarificadora sobre la relación de Gerald Brenan con el famosísimo grupo de Bloomsbury, y en particular con su enamorada Dora Carrington, y el mérito de Brenan de atraer a Yegen a este grupo de intelectuales, y convertirlo así en el centro de la intelectualidad inglesa de la época. De pie, en la foto, el alcalde de “Alpujarra de la Sierra” presentando a Carlos, en la Fonda-museo de Gerald Brenan:

IMG_2766

 

El episodio de la llegada de algunos miembros del grupo a Yegen se relata muy bien en la película “Al sur de Granada”, de Fernando Colomo, grabada no en Yegen, sino en otros sitios como Ferreirola o Fondales, pues es estos últimos son pueblos que conservan mejor la esencia alpujarreña para recrear la estancia de Brenan en la Alpujarra:

 

Supongo que a este libro le harán otra presentación en Málaga o Granada, sitios con más repercusión y presencia de periodistas que ayuden a difundir estos interesantes textos. Yo lo hago aquí para mi reducido grupo de lectores, por si les puede interesar. Realmente, de toda la producción literaria de estos escritores, hay una, la epistolar, que me parece muy interesante. Nos contaba Carlos que Brenan pasaba una hora al día leyendo correspondencia, y otras dos horas redactando cartas. Además escribía un diario, y de estos escritos es de donde se han extraído los textos que componen el libro; pensamientos íntimos que el editor, Carlos, desvela para todo el público sabiendo que Gerald Brenan era una persona a la que no le importaba airear sus asuntos.

 

No puedo contar mucho más, que el tiempo apremia y las mariposas esperan justo aquí al lado. Espero que os haya gustado, y que os pique la curiosidad, como a mí, por conocer un poco más de la vida y obra de Brenan.

 

GPL

Migue.

 

 

 

 

 

Anuncios

Almendros en flor (1/2), Alpujarra

Así es como recibe la Alpujarra estos días al visitante, plagada de almendros en flor, que parecen asomarse a la carretera a saludarnos, y como veis en la foto, no falta uno junto al cartel de bienvenida. La foto con el móvil salió un poco borrosa, pido perdón por ello, que me queda mucho que aprender!
Como la ruta se había suspendido, y mira que son escandalosos los periodistas del tiempo: ni nieve, ni hielo, ni lluvia ni-ná de-ná, algunas nubecillas tímidas, no más. El caso es que como no hicimos la ruta, pues cambiamos los planes y hoy nos hemos dado una vuelta por Mecina para ver los almendros, y hemos sacado algunas fotillos, pero como no todas han salido bien, hoy no haré presentación en el youtube, os dejo aquí las mejores:

Pero no todo van a ser ver fotos; os diré que tenía pensada una entrada un poco más poética, y he buscado algunas cosillas referidas a los almendros en flor. No me ha costado nada encontrar mogollón de información, blogs con entradas sobre este tema… la verdad es que no he sido nada original!! jeje. Pero bueno, que los otros blogs no son el mío, y aquí no puede faltar mi pequeño homenaje. El primer apunte, de la poesía de Antonio Machado “Tus ojos me recuerdan”:


Para tu linda hermana
arrancaré los ramos
de florecillas nuevas
a los almendros blancos,
en un tranquilo y triste
alborear de marzo.


Otra referencia poética de los almendros que no me resisto a poner aquí es la que está incluida en la elegía a Ramón Sijé, de Miguel Hernández. Qué puedo decir yo aquí de este poema, todos conocemos la versión cantada de Serrat, por ejemplo. Sólo os recuerdo las dos últimas estrofas, en la que se alude a los almendros:


Tu corazón, ya terciopelo ajado,
llama a un campo de almendras espumosas
mi avariciosa voz de enamorado.

A las aladas almas de las rosas
del almendro de nata le requiero,
que tenemos que hablar de muchas cosas,
compañero del alma, compañero.

Pero si queréis más, el poema no tiene desperdicio, lo podéis encontrar en cualquier parte, incluso aquí, en la columna derecha del blog; pero lo mejor de lo mejor, es escucharlo; Enrique Morente lo cantó con una pasión que pone los pelos de punta:

Y con esto, quemo el cartucho poético que tenía para la entrada de los almendros, a ver qué se me ocurre para la semana que viene, en la Contraviesa…

Antes de terminar, una foto del barranco del Poqueira esta mañana; definitivamente la ruta de los pueblos del Poqueira hay que hacerla, ya veremos cuándo. Es que está de dulce…

Y otra de Ferreirola (mola) desde el campo de almendros, donde destaca la torre de su iglesia. Lo que se ve abajo a la derecha es Mecinilla, otro de los 7 pueblos de La Taha:

Esto es todo amigos. Gracias por leer.
Migue.