Sendero Cerro Huenes

Con media hora de retraso sobre la hora prevista, iniciamos ayer el recorrido previsto, desde la fuente del hervidero. El tiempo era desapacible, y no pudimos apreciar las vistas desde el mirador del collado Sevilla, así que iniciamos el sendero propiamente dicho sin más.

Cartel de inicio del sendero

El camino se inicia en la pista que conduce al jardín botánico de la Cortijuela, de la que nos desviamos por una pista que baja por la izquierda y que bordeará la falda del Pico de la Carne.

La niebla iba desapareciendo conforme avanzábamos, y nos dejaba ya ver las vistas sobre la vega de Granada…

Granada

El camino discurre ahora bien definido, y cómodo. Cuando llegamos a Fuente Fría, el sol ya se asoma claramente, y la niebla, al retirarse, nos ofrece un espectáculo digno de recordar…

Esta parte del camino discurre dentro del parque natural, entre los límites del parque nacional, y el coto de caza, en un lado te arriesgas a que te den un tiro, y al otro, estás a salvo…

Nos quedan aún 1700 metros para llegar a la cota más alta del recorrido. Serán los más difíciles, y perdidos en algún momento, porque no encontrábamos los hitos del sendero. Llegamos arriba a las 13:30, más o menos, y con mucha hambre.

Por entre los pinos, Pradollano se dejaba ver…

Arriba, las vistas espectaculares del Cerro Gordo y el Trevenque.

Después de comer en la llanada del chopo, un descenso complicado, habíamos hecho la subida en 6 km, y nos esperaba ahora una bajada en sólo 3 km.

Llegamos al puente de los siete ojos, cansados pero contentos. Creedme que es el puente de los 7 ojos, aunque en la foto sólo salgan 2.

A partir de ahí, por la pista junto al río Huenes, a la umbría, llegamos al punto en donde habíamos tomado el desvío por la mañana. No hicimos apenas fotos en este tramo. Cuando llegamos al inicio de la ruta, no contentos con lo que habíamos andado, nos dispusimos a recorrer el sendero adaptado que, desde el collado Sevilla, y en apenas 800m, nos lleva al mirador de los alayos.

Allí, unas vistas muy buenas, con paneles explicativos de lo que se veía, menos mal!

Desde aquí, aún nos quedaban unos metros hasta llegar a la fuente del hervidero, donde habíamos dejado el coche.

Aprovechando que estábamos en la Zubia, buscamos dónde se encuentra la “Reserva Corvales”, sitio que tenemos pensado visitar próximamente aprovechando que Alberto conoce al dueño, y que nos ha invitado a que lo visitemos.

Difícil es dejar constancia aquí de lo vivido en el día de ayer. Espero que mejorará con el tiempo. Necesito más práctica con esto del blog.

Gracias y saludos.

Migue

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s